Parabrisas OB te aconseja:

¿Cómo cuido mi parabrisas?

Parabrisas OB, te aconseja qué medidas tomar para mantener en perfectas condiciones tu nuevo vidrio de protección de tu automóvil, y así evitar cambiarlo a corto plazo.

CUIDADOS PARABRISAS 4

Cuidados del parabrisas

El proceso de instalación del vidrio de la ventana de un vehículo, demora en promedio 2 horas, sin embargo se requiere un descuido de segundos, para estropearlo y mucho peor,  sufrir un accidente.

Sin embargo, el tiempo de durabilidad de este importante implemento, no es un tema azaroso, y el propietario del auto puede contribuir mucho en ello.

El primer consejo, tiene relación con el periodo inmediato en que se realizó la instalación, y es que desde ese momento comienzan a regir los cuidados. Y todo radica en el tipo de procedimiento:

Si fue pegado: se debe respetar un cuidado de mínimo 24 horas, en que no se debe lavar el automóvil, ni conducir sobre superficies con ripio o irregulares que provoquen saltos en el vehículo.

Si fue montado sobre goma: en este caso, no se requiere de cuidados particulares.

Precauciones al volante

Al manejar el vehículo, es cuando estamos más expuestos a sufrir roturas del parabrisas, por concepto de  objetos que hayan sido lanzados intencionalmente o por accidente. A pesar de que es imposible dominar esta situación, si se pueden tomar algunas medidas prácticas para minimizar los riesgos.

En caso de conducir sobre ripio, y hacerlo en caravana, las piedrecillas pueden saltar por los costados del vehículo, y golpear los vehículos que nos rodean y romper sus vidrios. Para evitar esto es recomendable que se mantengan una distancia de al menos 25 metros respecto del automóvil más próximo. Y en caso de querer adelantar a otro vehículo, en esta misma superficie, te aconsejamos que anuncies antes de realizar la maniobra de adelantamiento, mediante cambio de luces, tu intención, de esta forma el otro conductor va a retroceder sobre la derecha y bajará la velocidad.

En el caso de enfrentarte en la carretera a algún camión, te aconsejamos observar si este lleva bien reforzada su carga, y si transporta elementos riesgosos que puedan desprenderse y romper el vidrio. Si  no es así, mantén la distancia, y en caso de que tengas la necesidad de adelantarlo, hazlo de manera que la trayectoria sea en una recta de gran amplitud, evitando que el rango de posible impacto.

Si tienes muy buenos reflejos, puedes situar tu mano sobre el vidrio, en caso de que observas que una piedrecilla se acerca a tu parabrisas, puedes minimizar el impacto, ya que la palma de la mano reduce las vibraciones que se producen con el impacto, y con ello la rotura del vidrio.

Si lo que buscas es absoluta confianza al volante, en parabrisas OB, vas a encontrar vidrios inastillables, de excelente calidad, que te ofrecen la tranquilidad de que ante golpes, no se desprenderán fragmentos que pueden ocasionar lesiones a los pasajeros.

Cuidados diarios:

No solo los golpes puedes estropear un vidrio de automóvil, también lo hacen sustancias y otros elementos propios del vehículo. Por ello te aconsejamos limpiar el parabrisas regularmente, y evitar por sobre todas las cosas, darle funcionamiento  en seco a las plumas limpiadoras, ya que estás pueden arrastras polvo y piedrecillas, y por consecuencia rayar el vidrio. Para evitar esto, intenta renovar las plumillas cada 6 meses.

Otro elemento propio de la conducción, es que un ave defeque sobre el vidrio de tu auto. Para evitar que se manche, debes limpiarlo de inmediato, ya que debido a que las heces poseen ácido clorhídrico, manchan rápidamente las superficies.