Conoce la forma perfecta de limpiar el parabrisas de tu auto

El parabrisas de un automóvil es uno de los elementos de mayor relevancia en cuanto a seguridad. Y es que se encarga de proteger permanentemente a los pasajeros, mientras el vehículo se encuentra en movimiento.

Limpieza parabrisas

Para que la visibilidad del conductor sea perfecta, debes ocuparte de que la transparencia del parabrisas sea óptima. Esto porque en un 90% de la información que recibe tu cerebro, al momento de conducir, proviene de la vista. Para ello debes dedicarle gran importancia a la limpieza de este cristal.

Y con estos tips de Parabrisas OB, mantendrás intacta la visibilidad del parabrisas de tu auto:

-Ojo con los insectos: Cuando conduces, es inevitable que los insectos queden pegados en parabrisas y carrocería. Y por lo demás es sumamente difícil de limpiar los restos que quedan pegados en el cristal. Y dichos restos por pequeños que sean, dañan la visibilidad del parabrisas.

Para evitar esta desagradable situación, debes siempre llevar contigo un nivel óptimo en el depósito del limpiaparabrisas. Ya que, si accionas los limpiaparabrisas sin este líquido, vas a expandir la mancha en vez de eliminarla.

Y en caso de que el insecto haya quedado pegado en el parabrisas, aconsejamos humedecer la zona afectada con agua y un poco de jabón y dejar descansar toda la noche. De esta forma ablandas los restos para así poder retirarlos en la mañana siguiente.

-La arena y el polvo: En caso de que el parabrisas de tu auto esté cubierto con arena o polvo. Nunca actives los limpiaparabrisas para limpiar el cristal, ya que puedes rayarlo. Lo óptimo es que limpies el parabrisas con agua a presión (la manguera típica de los autolavados) u con aire.

Parabrisas con hielo limpieza

-Las estaciones del año: Tanto en verano o en invierno, es cuando más parabrisas se rompen. Esto porque las temperaturas más extremas provocan tensiones en el vidrio del parabrisas. Lo que puede provocar divergencias de temperatura que pueden provocar una rotura que no se puede reparar. Por ello cuida de los cambios de temperatura de tu auto.

En verano estaciona el auto a la sombra y en invierno, si el parabrisas tiene hielo, nunca quitarlo con agua caliente ni accionar limpiaparabrisas. Sino que retirar el hielo con una espátula plástica. De esta forma no rayaras el cristal del parabrisas.