¿Por qué el cristal del parabrisas es distinto al del resto de los vidrios del auto?

El parabrisas del auto es diferente al resto de los vidrios de tu vehículo y de seguro ya te habías dado cuenta. En Parabrisas OB, te explicaremos la diferencia, puesto que tu automóvil se conforma de 2 tipos de vidrios.

 

El parabrisas de tu auto, por obligación deben ser de vidrio laminado. Por razón de que se conforma de una capa de vidrio, que es tratado por una o por dos capas de resina. Tanto en su zona frontal como trasera.

Este tipo de vidrio, permite que ante un golpe y rotura, las diversas partículas de cristal, no se dispersen por todas partes. Y con ello puedan provocar un accidente mayor en plena conducción.

Mediante el tratamiento de laminado, a pesar de que el vidrio se astilla, queda siempre perfectamente contenido. A la propiedad ya mencionada, se suman su excelente aislación acústica y óptima protección de los rayos ultravioleta.

¿Y en el caso de los vidrios laterales?

Situación diferente presentan los vidrios laterales, los que son conformados por cristales templados.

Este tipo de vidrio, es expuesto a un tratamiento químico y térmico, que hace al cristal mucho más resistente. Este tipo de vidrio, cuando se rompe, se convierte en pequeñas piezas de cristal, que pueden ser peligrosas para la vista. Sin embargo no llega a provocar cortes graves en la piel, porque estos pierden rigidez.

Cabe destacar que generalmente, los vidrios templados  ubicados en la zona lateral, suelen llevar polarizado de fábrica. Con la misión de proteger de los rayos UV. Algunos vehículos, especialmente de alta gama, cuentan con vidrios laminados tanto en el parabrisas como en las ventanas laterales y lunetas.

Sin embargo, cabe señalar que esta característica no resulta de mucha ventaja a la hora de la conducción. Sin ir más lejos, representa una desventaja a la hora de concretar rescates, posteriores a un choque, porque es más complejo acceder al interior del auto.