Evita que el parabrisas de tu auto sufra roturas en verano

El parabrisas bajo temperaturas extremas, está más expuesto a sufrir roturas. Debido a las tensiones que sufre el cristal debido los contrastes térmicos al que se expone.

Parabrisas cuidados en verano

Y si sumamos que el parabrisas es un elemento vital en seguridad, ya que junto con otorgar protección, también es el encargado de ofrecer la visibilidad al conductor. Recuerda que si buscas un parabrisas nuevo en Chile, a un buen precio y calidad, visítanos en nuestro local ubicado en Maipú, o envía tu datos en nuestra página de contactos. 

A continuación te presentamos los agentes que provocan en verano roturas, y cómo evitarlas:

– A mayor calor, más tensión: En verano es la época que más se rompen los parabrisas, producto de las temperaturas extremas. Lo anterior provoca que los cristales estén expuestos a una gran tensión, lo que por supuesto favorece que un impacto se convierta en una rotura.

Por ello aconsejamos que evites exponer a tu auto al sol, estaciónalo bajo la sombra. Y en caso de que el parabrisas haya sufrido un impacto recomendamos sustituirlo de inmediato, ya que con las altas temperaturas sería muy riesgoso seguir conduciendo con él en dichas condiciones.

-Ojo con los insectos: En verano, los insectos proliferan, los que quedan literalmente pegados en el parabrisas de tu auto. Para evitar este tipo de situaciones, aconsejamos llevar siempre un óptimo nivel de líquido limpiaparabrisas. Y que al chocar el insecto, deja una mancha que perjudicará tu visibilidad, y si no llevas un correcto nivel de líquido, no limpiarás el insecto, y al contrario expandirás la mancha.

En caso de que no pudiste eliminar el insecto de tu parabrisas. Te recomendamos que dejes actuar una noche agua tibia con jabón o producto de limpieza, sobre el insecto, este hará que se ablande y así podrás retirarlo sin problemas la mañana siguiente.

-La arena y el polvo: Durante el verano, es cuando más conducimos y estacionamos sobre superficies de arena y polvo. Bajo estas circunstancias en que tu parabrisas acumula arena y polvo, te recomendamos no activar el limpiaparabrisas. Ya que de esta forma rayarás y dañarás el cristal. Lo que debes hacer es llevar un bidón de agua, y retirar la mayor cantidad de arena del cristal. Y cuando llegues a casa, con un chorro de agua a presión retirar estos elementos.